MOTIVO

ESE ES EL MOTIVO DE QUE ME GUSTE TANTO COCINAR

sábado, 6 de marzo de 2010

MAGDALENAS CON CHOCOLATE

Preocupada por la alimentación de mis mellizos, no os podeis ni imaginar la de porquerias que llevan una tristes galletas maria, que si el agente de tratamiento de la harina don Metabisulfito sódico y sus secuazes los emulgentes, gasificantes y antioxidantes, por dios que escandalo no os parece demasiada gente para una triste galleta.

Visto lo visto y ante ante la imposibilidad de encontrar una receta de las Clasicas Galletas Marias en condiciones, me he decidido a hacerles unas madalenillas mucho mas sanas, pero queda pendiente "La Maria de toda la vida" ya sabeis que soy cabezona y cuando se me mete algo entre ceja y ceja.... no paro hasta conseguirlo.
Quien se come "una maria industrial teniendo una magdalena casera" jijijiji a Ian&Pol les han encantado las madalenillas anda k no son listos los tios ;D.

Pues vamos al lio con la recetilla que es sencilla pero de esas que siempre funcionan que es lo que interesa.

Ingredientes :

120 g de Harina
2 Cucharaditas de Levadura en polvo "Royal"
80 g de Mantequilla
150 g de Azúcar
3 Huevos
3 Cucharadas de Leche
4 Cucharadas de cacao en polvo
Azúcar glas

Deja la mantequilla a temperatura ambiente durante unos minutos, para que se ablande. Luego, pásala a un cuenco, añade el azúcar y bate la mezcla con las varillas manuales para obtener una crema homogénea. Agrega los huevos y la leche, y sigue batiendo. Tamiza la harina y la levadura sobre la preparación anterior y remueve hasta haberlas incorporado por completo. Divide la masa obtenida en dos partes iguales, agrega el cacao en polvo a una de ellas y mezcla bien.

Rellena los moldes con ambas mezclas, alternándolas a la vez para que no se mezclen. Llena sólo hasta 3/4 de su altura para que no se desborden. Yo he utilizado unos moldes de silicona para magdalenas de Lidl que van estupendos. Hornéalas a 200º durante 10-20 minutos depende de la potencia del horno.

Sírvelas espolvoreadas con azúcar glas.
Publicar un comentario